Norah Magazine con el Doctor Pérez-Calvo Soler

Home / Entrevistas / Norah Magazine con el Doctor Pérez-Calvo Soler

 Doctor Pérez-Calvo Soler: “La alimentación es la mejor medicina”


Lo que comemos influye determinantemente en nuestro bienestar. El doctor Pérez-Calvo Soler nos explica las bondades de la dietoterapia

P. Se habla mucho sobre la salud, de cómo tener una buena salud, cómo estar sano, pero hoy en día, ¿qué significado tiene realmente esa palabra? R. Salud es la capacidad de adaptarnos al ambiente, natural, climático, familiar, social, laboral… a todo aquello que nos rodea. Entonces podemos disfrutar del bienestar, el vigor, la empatía, la solidaridad, la armonía, el buen humor, la claridad mental, la vivencia espiritual…¡Y de la ausencia de enfermedad!, para lo que en realidad estamos biológicamente programados. Como vemos, va mucho más allá de sufrir dolor, unos síntomas o una enfermedad. Sucede frecuentemente que la persona que cae en una enfermedad grave, días antes se ha encontrado normalmente sana, lo que obviamente no quiere decir que realmente lo estuviera. Y es que debemos ser capaces de adaptarnos a nuestro medio ambiente natural para estar sanos. Y para ello, consumir los alimentos naturales adecuados, y, si es posible, ecológicos, de la estación del año en que estemos (primavera, verano…) y de origen próximo al lugar donde vivimos. Así, el tener salud nos permitirá poder desarrollar al máximo nuestro potencial humano, tanto en el plano físico y emocional, como en lo mental y espiritual. P. En la sociedad actual, ¿le damos la importancia que se merece a nuestra alimentación? ¿Cree que estamos bien informados acerca de lo que comemos? R. La alimentación, lo que nos ponemos en el plato tres veces al día, es lo que más influye en nuestro bienestar, en nuestro estado mental, en nuestro nivel de energía, en nuestras emociones… Y, por todo ello, en nuestra capacidad de decisión y en nuestro destino. El problema es que hemos perdido el contacto con nuestro cuerpo, y ya no somos capaces de sentir cómo nos afecta éste u otro alimento. Además, la ciencia médica está muy alejada de una visión natural y holística del hombre, capaz de entender la relación de la salud con la alimentación, el entorno, la mente y las emociones. Pero, con una alimentación adecuada, podemos recobrar la sensibilidad, y resetear el cuerpo para volver a recobrar el instinto e intuición perdidos. Hay una absoluta desinformación de cómo lo que comemos nos está afectando a los distintos niveles de nuestra personalidad y a nuestra salud. Y es más, la información que nos llega es muchas veces sesgada, sacada de contexto y contradictoria. Por lo que, a veces, nos confunde. “Que si es bueno comer crudo o no”, “que si los lácteos van bien para los huesos o no…”, tópicos o consignas muchas veces sacados de la televisión u otros medios comerciales. En toda la carrera oficial de Medicina no hay ni una sola hora dedicada al estudio de cómo la alimentación influye sobre la salud o enfermedad. Y la mayoría de la gente toma como buena la información que sale en los anuncios. La nutrición energética es una ciencia, un conocimiento todavía muy poco difundido, aunque es espectacularmente efectiva en la mejora de nuestro bienestar y nuestro estado general porque es una compilación de lo mejor de la nutrición moderna y el conocimiento que, sobre la alimentación y el hombre, tienen las medicinas naturales orientales y occidentales.

P. En su libro habla de la alimentación como tratamiento terapéutico para distintos trastornos como el insomnio o la ansiedad. ¿Tan importante es? R. La dietoterapia es una herramienta terapéutica muy poderosa y que puede mejorar o curar muchas enfermedades, problemas o condiciones de salud. Ya lo decía Hipócrates, el padre de la medicina occidental: “Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”. Así, conociendo el efecto de los alimentos sobre el cuerpo y sus órganos y funciones, así como la condición que causa un problema de salud, podemos modificar dicho problema utilizando el alimento adecuado. Por ejemplo, la causa de la mayoría de las ansiedades suele ser un exceso de calor en el estómago y, sobre todo, en el corazón. En este caso, podemos mejorarla si evitamos alimentos que lo calienten, como picantes (ajo, cebolla cruda), alcohol, café, carnes rojas o exceso de sal, por ejemplo… Y procurando consumir alimentos que lo refresquen, por ejemplo, espárrago, alcachofa, endivia, tomate, remolacha, canónigos, diente de león, maíz, cuscús integral, arroz integral, centeno, judías azukis, uva roja, membrillo, sandía, zumo verde de cebada o verde de trigo, pasta de trigo o de kamut…

P. ¿La alimentación influye también en nuestros estados de ánimo? R. De forma determinante. Por ejemplo, si abusamos de los dulces refinados, el azúcar, las frutas tropicales, los zumos de frutas, la bollería, el chocolate… tendremos tendencia a estar más depresivos y cansados, y con cambios de humor frecuentes. Si abusamos de la carne y de la proteína animal, estaremos más tensos y agresivos. Si abusamos del alcohol y los picantes (incluyendo el ajo y/o la cebolla cruda) podemos tener más ansiedad.

P. ¿Podemos afirmar que la alimentación es nuestra mejor medicina? R. Sin duda alguna. Es la mejor medicina y el mejor preventivo, y la mejor herramienta para conseguir los propósitos que tengamos en nuestra vida.

P. ¿Cómo podemos explicarle a los lectores de forma sencilla lo que quiere decir cuando habla de nutrición energética? R. Todos los alimentos tienen cualidades energéticas específicas que derivan de su naturaleza, y que podemos aprovechar, según nuestra conveniencia. Estas cualidades dependen de sus sabores, capacidad de producir frío o calor, atracción por una u otra zona u órgano del cuerpo, o de su capacidad en contraer-tensar o relajar-expandir nuestros órganos y tejidos, por ejemplo. Así, el sabor dulce natural de las cremas de verdura es hidratante, relajante y expansivo. Por el contrario, la fruta, las ensaladas y los lácteos blandos son de naturaleza fría o fresca y sedan o bajan la energía, lo que puede ser conveniente en verano e inconveniente en invierno, o en estados de cansancio o sobrepeso. La sal y la carne son contractivos, y tensan y producen tendencia a la agresividad, descontrol del continuo mental y estrés físico o emocional. El aprovechamiento de las propiedades energéticas de los alimentos nos sirve, por ejemplo, para desinflamar una zona del organismo, para activar otra que está sin tono ni vitalidad. También para subir el nivel de energía general del cuerpo y rebajar la ansiedad. O nos ayuda a dormir, a perder peso de forma fisiológica y sin efecto rebote, a prevenir enfermedades degenerativas como cáncer, Parkinson, enfermedades cardiovasculares, diabetes, etc… Por ejemplo, si tenemos falta de voluntad o falta de libido, baja resistencia física y bajo nivel de energía, todo ello puede ser debido a falta de energía en los riñones, para lo que tomaremos alimentos que tonifiquen su energía (salmón salvaje, marisco rojo de calidad, cereales como el mijo, la quinoa, el trigo sarraceno, judías azuki, canela en rama, comino, ajo en cocciones, nueces, piñones, sal marina…), y evitaremos los alimentos que bajen su energía (zumos de frutas, bebidas frías, lácteos, ensaladas, azúcar, colas, batidos y otros alimentos de naturaleza fría y expansiva). Así, la nutrición energética bien aplicada sirve para mantener el cuerpo en muy buen estado de forma, rejuveneciendo y siendo la alimentación antiaging por excelencia.

“Somos lo que comemos”

P. Habla mucho sobre los alimentos ecológicos, ¿qué opina de su expansión? R. La alimentación ecológica es una respuesta a la necesidad que tenemos los humanos de comer alimentos nutritivos, naturales y no contaminados con tóxicos. Los alimentos no ecológicos desgraciadamente carecen de nutrientes fundamentales y suelen estar contaminados con distintos tipos de químicos tóxicos que afectan de manera importante a la salud. Claro está que comprar ecológico va a tener muchas más garantías, pero hay que observar el producto, pues dentro de lo ecológico hay muchas calidades, y no todo lo ecológico es saludable. Así, en los huevos y en la carne ecológica hay que vigilar los piensos con los que nutren al animal y el medio ambiente en que viven estos animales. En los vegetales, a veces, las semillas carecen de la calidad adecuada o provienen de hibridaciones repetidas, a pesar de ser cultivados ecológicamente, y pueden no tener el sabor ni las cualidades requeridas. Pero, no obstante, hoy en día, es fundamental alimentarnos con productos ecológicos.

P. Cocinar está de moda. ¿Qué influencia tiene esta tendencia? ¿Cree que nos ayudará a mejorar nuestra alimentación y nuestros platos? ¿Hace falta ser muy creativo para alimentarse de forma saludable? R. Somos lo que comemos, es algo que intuitivamente todos sabemos. Y para comer sano es importante que la comida quede rica y adecuadamente cocinada, digerible y nutritiva. Mediante la cocina podemos cambiar las propiedades energéticas de los alimentos, hacer que se ajusten más a nuestras necesidades, y, así, ayudarnos a mejorar nuestra salud, y a conseguir nuestras metas o propósitos. Cuando conoces las propiedades energéticas del alimento y de su cocción puedes hacer platos curativos, energizantes, relajantes, o que estimulen la actividad intelectual, o que te ayuden a recuperarte después del ejercicio físico, o que te ayuden a calmar las emociones. Realizamos, hace pocos años, esta experiencia con el afamado chef Joan Roca y su equipo en un prestigioso hotel-restaurante de Barcelona creando unos platos deliciosos, nutritivos, ligeros y con propósito, dentro de los cánones de la más saludable y pura alimentación natural energética y ecológica. Los comensales del restaurante estuvieron disfrutando de ello durante tiempo. Personalmente, opino que la cocina es el arte más difícil que existe, por los efectos que consciente o inconscientemente el plato preparado produce sobre el comensal, pues te puede dar salud o quitártela, o darte o quitarte energía, darte claridad mental o confusión. Y, desde luego para alimentarte saludablemente no hace falta una cocina sofisticada; una cocina sencilla, con un excelente producto y un mínimo de corazón y atención en el momento de cocinar puede ser suficiente para hacer platos saludables y ricos. No obstante, creo que hay que saber un mínimo para elegir y combinar adecuadamente los alimentos, pero es muy fácil e intuitivo de aprender. De hecho, pienso que se debería enseñar en el colegio.

P. ¿A veces confundimos la palabra dieta y la utilizamos en contextos erróneos? ¿Qué significado le da un experto como usted? R. Cuando hablo de dieta, no hablo de restricción en la cantidad alimenticia, sino en la selección de alimentos que tomamos y preparamos para conseguir unos objetivos deseados. Hay muchos tipos de dietas o combinaciones alimentarias, según los propósitos buscados. Particularmente, no recomiendo el ayuno pues, en general, disminuye los recursos biológicos del organismo a medio-largo plazo, y se pueden conseguir mejores resultados con dietas sencillas depurativas y energizantes que no nos envejezcan ni desgasten nuestro patrimonio biológico.

P. En una de sus publicaciones habla de la sexualidad como uno de los pilares para vivir mejor. Explíquenos este punto. R. El universo se mueve y funciona gracias a la atracción entre opuestos: sin polaridad no hay movimiento y no hay vida. Cualquier fenómeno sucede porque dos opuestos se atraen o repelen: podríamos decir que el universo es sexual, polar. Y a la polaridad física entre dos humanos le llamamos sexualidad. Para que haya sexualidad y atracción, tiene que haber una buena carga energética y vitalidad en ambos, siendo un buen indicativo del estado de energía o salud de la persona. Pero, asimismo, el acto sexual hecho de manera satisfactoria produce un aumento de la carga electromagnética, y una relajación y redistribución de la energía en el cuerpo, así como un aumento de la producción hormonal, muy interesantes para la salud física y mental.

P. Ejercicio y alimentación. ¿Para mejorar nuestro estilo de vida, debemos primero cambiar el chip? R. Vivimos en una sociedad con un alto nivel de enfermedades degenerativas, con alto riesgo de sufrir cáncer, Parkinson, Alzheimer, derrames cerebrales y otras enfermedades cardiovasculares… O cambias tu forma de alimentación y mejoras tus hábitos de vida, o el sistema te lleva por delante. Pero el cambio fundamental es el alimentario: éste dirige y potencia los otros cambios y mejoras.

P. A veces, cuesta cambiar nuestros hábitos y los de nuestra familia, pero ¿hay alguna forma sencilla de hacerlo? R. Hay que informarse mínimamente, saber qué es lo que vamos hacer, por qué y de qué manera. Para empezar, modestamente recomiendo leer el libro Revitalízate, de un servidor, o Siéntete radiante, de Pilar Benítez. Otra obra, también interesante y muy amena, es el libro Alimentos que curan, también mío, para una introducción fácil y amena.

P. ¿Cuál es el secreto de Jorge Pérez-Calvo para llevar una vida saludable? R. Una alimentación de excelente calidad ecológica e inteligente. Ejercicio físico, regularmente, no extenuante, varias veces a la semana. Contacto con la naturaleza. Una vida familiar y laboral con buen rollo. Momentos de tranquilidad para estar con uno mismo. Y hacer las cosas con la mejor intención hacia todos, y siempre desde el corazón.

P. Si tuviera que elegir una única cosa, nunca debería faltar en nuestra despensa… R. Granos germinables: cereales en grano integrales, (por ejemplo, arroz integral, quinoa y avena, semillas y legumbres).

“Es fundamental alimentarnos con productos ecológicos”


 

¿Quién es el Dr. Jorge Pérez-Calvo Soler ?
El Dr. Jorge Pérez-Calvo Soler es Médico por la Universidad Autónoma de Barcelona, formado en el Hospital Vall d’Hebrón.

Desde entonces lleva 30 años investigando y practicando con éxito la actualmente denominada medicina integrativa, aunando lo más actual de la medicina moderna con los conocimientos médicos tradicionales para comprender y curar las enfermedades de nuestro tiempo.

Su extensa experiencia en diversas especialidades le dan una comprensión holística y global del hombre y su naturaleza.

Desde hace 25 años, da clases y seminarios, tanto a profesionales como a neófitos, además de sobre temas médicos, también sobre distintos campos de conocimiento relacionados con la salud y el bienestar.

Regularmente publica artículos y da conferencias relacionadas con la Nutrición Energética y la Salud en distintas plataformas divulgativas.

Es padre de 4 hijos.

 Página web del Doctor Jorge Pérez Calvo

 

Related Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Suscríbase a nuestro Newsletter

Gracias a nuestro newsletter estarás al día de nuestras ofertas y promociones.

Nombre
Email
No enviamos spam